23:28

martes, diciembre 27, 2011 by Javier Úbeda

Lo digo aquí y ahora,
aunque podría decirlo en sitios más privados,
pero por una vez me apetece gritarlo,
decirlo alto,
qué sí María, que sí,
que estoy aquí, de nuevo, porque nunca me he ido,
porque espero que sepas que yo espero,
porque tanto me da que subas o que bajes,
si subiendo o bajando pasas a mi altura,
y me miras.
Y mirándome, vuelven de pronto los ríos,
y las cigüeñas.Y los cafés,
y las prisas y las risas del corredor,
y el estanque, diminuto y escondido, pero tan nuestro...
y esa piedra lanzada a mala hostia,
entre risas y zozobras, porque sí, porque lo valíamos....
y ese pino coño, ese pino, en que rocé tu...
en fin, todo, todo, todo
que esté aquí María,
que todo el mundo lo sepa,
María,
porque sí,
porque tú lo vales,
porque transformas cualquier lugar en una maravilla,
porque mirarte es una maravilla,
porque me apetece.....


Posted in | 0 Comments

Laberintos

miércoles, julio 06, 2011 by Javier Úbeda

No se puede salir de un laberinto
sin toparse con muchos callejones sin salida.
Sin dudar.
Sin recorrer de nuevo mil sendas erróneas.
Sin desesperar.
Sin caminar.
No se puede.
Claro que quizá uno no debe perder el tiempo tratando de salir.
Tal vez debe asumir que es ahí donde vive,
y mirar hacia la luz que viene de arriba.
Detenerse.
Confiar.
Creer en la magia que todo lo envuelve,
y esperar a que lleguen los ojos que esconde el laberinto.
Porque los ojos no mienten.
Porque se puede vivir con tan sólo unos ojos.
Esos ojos.
Tus ojos...

Posted in | 1 Comments

Palabras desordenadas

viernes, abril 09, 2010 by Javier Úbeda

Sgeun etsduios raleziaods por una Uivenrsdiad Ignlsea,no ipmotra el odren en el que las ltears etsen ecsritas,la uicna csoa ipormtnate es que la pmrirea y la utlima ltera esetn ecsritas en la psiocion cocrreta. El retso peuden etsar ttaolmntee mal y aun pordas lerelo sin pobrleams, pquore no lemeos cada ltera en si msima snio cdaa paalbra en un contxetso.

Posted in | 2 Comments

Monstruo

lunes, enero 25, 2010 by Javier Úbeda

Correr agota.
Huir, sin ver que nos persigue,
sentir el mal y no ponerle cara.

Planto los pies sobre la tierra.
Me giro.
Levanto la vista y miro al monstruo.
No es tan fiero.
Me mira, y le miro.
Me mide y le mido.
Ni un paso atrás.
Se para y con él se para el ruido.
Vuelvo a sentirme sereno.
Puedo con él.
Lo sé...

Posted in | 1 Comments

Tiempo

domingo, diciembre 13, 2009 by Javier Úbeda

Que lo que ayer se fue,
pueda volver tal vez mañana.
Eso es el tiempo.
Tanto más largo cuanto más lejos ese ayer.
Tanto más punzante cuanto más incierto ese mañana.

Posted in | 2 Comments

Receta para acabar con los demonios

martes, septiembre 01, 2009 by Javier Úbeda

Atesoro un puñado de demonios,
oscuros, grises,
desdendatos, y dientudos.
demonios que nunca saco,
que nunca lloro,
que nunca río.
Enterrados en la fosa última del último confín.
Demonios que me han poseído en todas las épocas,
haciendo un hombre asustado del niño que fui,
o un niño imbécil del hombre que sobrevino.
Demonios que me han hecho ver cosas que nunca tuve que ver,
tocar cosas que nunca tuve que tocar,
sentir cosas que nunca tuve que sentir,
hacer cosas que nunca tuve que hacer.
Pero las vi,
las toqué,
las sentí,
las hice.
Y dejaron sus surcos desgarradores,
heridas purulentas,
pesadillas,
y una fuerza útil pero costosa,
que emana de lo que no mata.
Hubo un tiempo en que ellos fueron más fuertes,
mientras custodiaron las llaves de sus celdas detrás de mi temor.
Y yo pensé que era yo quien los tenía encerrados,
sin saber que eran ellos quienes se guardaban.
Ese tiempo pasó.
Ahora,
sé que un demonio deja de ser un demonio
cuando se saca, se sacude, y se tiende al sol...

Posted in | 1 Comments

Territorio

martes, agosto 11, 2009 by Javier Úbeda

Hoy es un buen día para nacer.
tan bueno como cualquiera.
Derribar el mundo viejo,
y trazar las coordenadas de uno nuevo.
Poner al norte un mar de espuma blanca,
y al sur la arena.
Trazar caminos que vuelvan siempre,
atravesando cada territorio:
los bosques de árboles frondosos,
las praderas amables de hierba interminable,
y un río sin principio ni fin.
Bandadas de cigüeñas sobrevolando gorriones,
un sol entre las hojas,
y una luna blanca que mire a los ojos.
 
Entre las ramas de los árboles,
hojas de libros
cayendo sobre mis siestas con sus historias secretas.
Una música para cada lugar,
y el viento danzando caprichoso por todos los rincones.
En el nuevo mundo será obligatorio hablar poesía,
o callar al menos tratando de aprehenderla.
No habrá lugar para mezquinos,
y los gritos sólo estarán autorizados en los días de fiesta.
Para cruzar la frontera
será preciso portar una sonrisa y una historia que contar.
 
Un mundo nuevo en que cabrán todos mis mundos,
con un rincón secreto junto a una fuente mansa,
entre la hiedra y los murmullos mudos de los caracoles,
un lugar en que guardar un mapa,
un libro que solo se podrá leer si se mira de frente,
y un cofre con los miedos que ya no necesito.
Nada que me sea imprescindible quedará fuera,
ni habrá lugar para las cosas que estorban.
Así será.
Un mundo en que nacer de nuevo.
Hoy.
Un día tan bueno como cualquiera.

Posted in | 0 Comments

Azar

martes, agosto 04, 2009 by Javier Úbeda

Algo repentino cae de pronto sobre los días,
sacude sus cimientos,
dobla sus paredes.
La ruleta que gira cada hora sobre todos los finales
se para sobre uno;
Uno qué quizás no es el definitivo,
-hasta el azar está sujeto al azar-
pero sí lo bastante nítido.
Y todo se transforma.
Algunas cosas de arriba caen,
y otras suben de abajo.
Hay miedos nuevos,
y miedos antiguos que desaparecen bajo la nueva luz.
Mañana ya no existe.
Ayer se vuelve dulce.
Y queda hoy,
la vida.

Posted in | 1 Comments

Tránsito

miércoles, julio 01, 2009 by Javier Úbeda

De pronto no está,
una puerta se cierra, y tras su giro
todo un mundo se esconde para siempre.
A cal y canto van los días pasados,
las voces, que revolotean
para inventar de pronto otro discurso.

Todo queda atrás.
Lo miro y es tan sólido como acostumbra,
tan mío.
Pero no me pertenece ya.

Cruzaré el umbral,
y seremos extraños de repente,
aunque se quede entre las sombras
un fragmento de mí.

Momentos como cristales,
esparcidos a los pies de la memoria.
Espacios que son mundos,
trayectos sin retorno,
tránsitos...

Posted in | 1 Comments

En la piscina

martes, junio 30, 2009 by Javier Úbeda

Sobre la piel cientos de gotas,
diminutas lentejuelas doradas.
Volutas de luz flotando entre gresite,
Un chapoteo incansable de niños.
Junto a mí tus bracitos
tratando de alcanzarlos.

El sol deslumbra.

Un ligero olor a cloro,
voces amables saludándose,
sonrisas, gritos; agua salpicando.
Un cielo azul y blanco.
La tarde inmensa.

Pequeñas maravillas.
La vida...

Posted in | 0 Comments